julia llerena

Ruido Blanco, 2017

Ruido Blanco, 2017

Detalle

RUIDO BLANCO

Al tratarse de un espacio en el que parece imposible acceder a las esferas metafísicas más elevadas, debe protegerse de las manifestaciones del cambio y del paso del tiempo. Este espacio así segregado es una especie de no-lugar, de “ultraespacio”, o de espacio ideal en el que se anula simbólicamente la matriz del espacio-tiempo.

Dentro del cubo blanco. La ideología del espacio expositivo. Brian O’Doherty
La galería es un cubo blanco que no tiene memoria, se cuenta aquello que se exhibe. Sin embargo, a veces el espacio de trabajo se convierte en el propio lugar expositivo, se establece una vía directa que no pasa con los modelos expositivos convencionales.

Ruido blanco es una instalación realizada en el espacio de trabajo de una residencia. Sus paredes están marcadas con minuciosos agujeros y el suelo, blanco en este caso, está cubierto de pequeñas manchas de pigmentos y otros materiales. Son los restos ocasionados por cada uno de los 60 artistas que han pasado por él desde su inicio.

Doy valor a esas marcas y las empleo como un mapa de coordenadas para depositar un archivo de objetos encontrados en las proximidades de dicho espacio. Me planteo una búsqueda de orden y organización en pos de la eficacia. Es decir, la visibilización de datos de archivos sin que se amontonen en una multitud amorfa.